Artesanía en madera en Caín

Caín de Valdeón era históricamente un pueblo ganadero, las tierras no permitían su cultivo, por lo empinadas y el gran desnivel que impedía cultivos homogéneos, así que aprovechaban lo que el campo les proporcionaba, sin tener que cultivarlo. Es famosa la tila de la zona, que además de ser de buena calidad, por el clima y la variedad de la planta, era en origen completamente salvaje, recogida del campo por los propios pastores al pasear su ganado. Aunque al ver las posibilidades comerciales de la planta pasó a ser cultivada con el tiempo. Actualmente los tilos están protegidos en la zona y no pueden ser “pelados”.

Las construcciones se hacían de piedra, que aguantaba bien las brusquedades del clima y era un material fuerte y abundante, complementado con madera, y los refugios para pastores o ganado era frecuente que se hicieran simplemente excavándolos en la propia tierra, cuevas improvisadas utilizando los espacios que la roca proporcionaba naturalmente.

La madera es importante, muchas cosas no podían comprarse fuera, porque la zona no era rica en dineros, quedaba aislada durante meses y los accesos eran difíciles para hacer llegar las mercancías en grandes cantidades, así que lo que se necesitaba, se fabricaba. Herramientas, recipientes, vallados, en invierno raquetas para la nieve…

Casacuevas_raquetas

Los bastones,  cayados o “cachas” son fundamentales, los pastores y habitantes de Caín los usaban a diario para moverse entre las peñas, se hacían con madera local, ahora son artesanía para turistas, aunque siguen siendo utilizados, es difícil que compitan con los bastones de senderismo de tienda más ligeros y plegables (aluminio, fibra de carbono, etc).

En la imagen podemos ver el sistema tradicional para doblar o darle forma a la “cacha”.

Casacuevas_bastones

Aunque el instrumento preferido para moverse entre las piedras es el Palo Cainejo, que se hace con vara de avellano, de joven se selecciona la vara adecuada y se procede al “picado”, se hacen unas muescas con una navaja en al parte baja de la vara, lo cual hace que al crecer el árbol se produzca un sangrado de la zona y esta se endurezca. Así la vara ser´á más dura en su parte baja, lo que la hace más resistente al desgaste y mantiene la flexibilidad, que es lo más importante.

En la actualidad está prohibido el corte de las varas de avellano, al ser especie protegida.

vara-avellano-1

Share Button

Los comentarios están cerrados.